Porque la maternidad inspira

Adiós 2016

celebrate-1786189_1920

Y terminamos el año 2016. Ha sido un año de hacer muchas cosas nuevas y de hacer verdaderos malabarismos para conseguir conciliar. El año 2016 me ha dejado muy claro cuales son mis prioridades y los límites que simplemente es imposible sobrepasar. Me ha enseñado a decir «no» a algunos proyectos y entender que hay que poner un «precio» a cada hora que se dedica al trabajo para saber si esta hora ha sido rentable. Sin medir la rentabilidad, no se puede tomar buenas decisiones.

También este año ha sido importante porque he conocido a muchas mujeres valiente – madres – que han tenido que dejar el trabajo por no poder «montárselo como sea» o que en pocas palabras, han sido despedidas por pedir la reducción de la jornada para atender a sus pequeños. Además he conocido madres que a pesar de muchas dificultades han tirado adelante, enfrentándose incluso al mobbing laboral, que ahora se están planteando un cambio profesional, que saben que no se lo merecen pero que esperan al momento adecuado para decir «adiós». Y por último he conocido a mujeres emprendedoras, madres creativas que no tiran la toalla y que se lanzan a este camino complicado que es el emprendimiento en búsqueda de un equilibrio entre su vida laboral y personal. Mujeres que en los pocos huecos libres que tienen en su tiempo, crean productos o servicios, aprender a manejar nuevas herramientas y crecen. He escuchado muchas historias y mi conclusión es que todavía queda mucho, mucho por hacer en términos de conciliación. Me alegra saber que en 2016 algo se ha movido, se ha hablado mucho en la prensa sobre este tema pero además algunos políticos han intentado cambiar algo (por ejemplo: aumentar la baja por paternidad hasta 4 semanas y proponer el cierre de la jornada a las 18h). Son medidas insuficientes, pero puede que sean el primer paso para el cambio total….¡ojalá!. Veremos que traerá el 2017.

2016 ha sido el año cuando dije «sí» para ser un freelance, y trabajar por cuenta propia (muchos lo llaman emprender porque suena mucho mejor jeje)

La vida de un freelance ya sabemos que no es fácil, pero es una elección que si una vez la tomas, sabes que sobre todo lo haces por tus hijos. Y aunque sacrificas la parte económica estable de tener el ingreso fijo cada mes, y en muchas ocasiones el posible desarrollo de una carrera, ganas flexibilidad y autonomía. Para mí, la flexibilidad es la clave para que pueda conseguir las metas y estar tranquila que en cualquier momento, si mi hijo me necesita porque, por ejemplo, tiene fiebre, ahí estaré.

Ser un freelance es aprender a vivir con una continua incertidumbre de lo que pasará más tarde, aprendes a vivir el presente, aquí y ahora y también aprendes a tener la esperanza que si hasta ahora te ha ido más o menos bien, pues también algo saldrá más adelante. Te acostumbras al cambio y te abres a nuevos caminos. Y cuando no te sale como te gustaría, siempre te quedas con el pensamiento que lo más importante lo tengo cubierto – la certeza de hacer lo correcto para que en los primeros años de la vida de mi hijo, ser yo quien le acompaña y guía en su descubrimiento del mundo.

Trabajar como freelance es aprender a valorar y medir cada minuto de tu trabajo, a gestionar el tiempo de manera más eficiente porque sabes que cada hora que pierdes, pierdes el dinero ya que al final del mes te toca pagar (da igual si has ganado dinero o no, hay que pagar – así es España)

Cuando eres un freelance, aprendes a trabajar por objetivos. Pero antes tienes que crear objetivos reales y planificar la estrategia para conseguirlos. Y por último te tienes que automotivar, porque no tienes un equipo que  te motivará para seguir adelante, tampoco tendrás compañeros para echarte unas risas de vez en cuando. Estás tu en el barco, y tienes que saber a donde vas y cómo llegarás ahí donde quieres llegar.

En fin, el año 2016 podría ser un homenaje a los autónomos, freelance, emprendedores y emprendedoras que como yo, han llegado hasta aquí diciendo «lo he hecho y sigo viva/o» ;-))

Desde Working Mama nos gustaría desearos sobre todo que el 2017 sea más fácil para ser madres o padres y trabajadores tanto por cuenta ajena como propia. Que podamos seguir creciendo profesionalmente sin sentir la culpabilidad por dejar una parte importante  de la vida familiar o personal. Qué tengamos más tiempo de calidad. Y por último, que los que tienen el poder de cambiar las cosas, que lo hagan, que dejen de hablar tanto, sino que hagan los cambios. Todos esperamos que la Reforma Horaria será una realidad y 2017 podría ser año de primeros grandes cambios en esta materia.

¡FELIZ AÑO NUEVO QUE SEA LLENO DE ILUSIONES, MUCHA SALUD, NUEVOS PROPÓSITOS PROFESIONALES Y PERSONALES Y SOBRE TODO ALCANZANDO EL FAMOSO WORK LIFE BALANCE!

 hola-2017


Madre de 2 niños, enamorada de la fotografía, diseño, naturaleza y un buen té. Profesionalmente consultora en rrhh (selección, outplacement, orientación profesional, desarrollo) con un gran sueño de convertir las empresas en espacios con un enfoque del trabajo respetuoso con la familia y la vida personal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
SÍGUENOS

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies